Andie Tucher: “El periodismo verdadero es el mayor enemigo de las noticias falsas”

La periodista, historiadora y directora del PhD en Comunicación de la Universidad de Columbia, dictó una charla online sobre la historia y desafíos que implican las fake news.

“Las noticias falsas no son fenómeno de ahora. Siempre han existido”. Con esta frase, la periodista, historiadora y directora del Doctorado (PhD) en Comunicación de la Universidad de Columbia, Andie Tucher, comenzó su presentación llamada “Fake News: Historia y evolución”, la cual se realizó vía Zoom el pasado martes 6 de octubre en el marco del “Futuro del periodismo”, programa de la escuela de periodismo de la Universidad Diego Portales y el Tow Center for Digital Journalism de la Universidad de Columbia.

Durante la actividad, la académica revisó la historia de las noticias falsas y cómo han sido difundidas a través de diferentes formatos. “Es algo que podemos ver en los periódicos del 1800 donde se anunciaban crímenes o eventos que entretenían al lector, pero que carecían de realidad. (…) Incluso las ondas radiales eran usadas con tan poca rigurosidad, que en 1912 luego del hundimiento del Titanic donde circuló una cantidad importante de información falsa, el Congreso de Estados Unidos tuvo que regular la propiedad de este tipo de ondas”, explicó Tucher.

La periodista también comentó que el nacimiento del periodismo verdadero, tipo de reporteo que se guía por la comprobación de hechos y normas éticas, se debió al cambio de mentalidad de los actores de los medios de comunicación, que vieron al periodismo como una manera de informar a los ciudadanos y fortalecer la democracia en el país norteamericano.

“Debido a que durante los siglos XVIII y XIX no todos los ciudadanos podían tener acceso a un periódico y el periodismo no era una carrera profesional donde se enseñaran códigos de ética o verificación de información, las noticias se entregaban con bastantes imprecisiones de los hechos. Esto cambia a inicios del siglo XX, cuando los responsables de los medios de comunicación se dan cuenta que el periodismo no está haciendo su trabajo para informar a los ciudadanos y así fortalecer la democracia”, comentó Tucher, quien agrega que luego de este cambio, comenzó la batalla para combatir las fake news.

“Los periodistas que tenían ciertas fuentes de verificación y ética profesional, criticaban duramente a los periodistas creadores de fake news. El valor de la objetividad y el tratamiento de información transformó a los periodistas en científicos: todo su reporteo debía ser razonable y verificable”, explicó la académica.

A pesar del rol que tomó el periodismo verdadero en Estados Unidos y el mundo durante los años siguientes, las noticias falsas nunca desaparecieron, aunque disminuyeron debido a la mala reputación ostentaban.

“Las personas se acostumbraron a ver los medios de comunicación informativos como fuentes de información y no de entretención. Esto produjo que las fake news se transformaran en uno de los peores errores que podía cometer un periodista. Entonces, se puede decir que el periodismo verdadero el mayor enemigo de las noticias falsas”, argumentó Tucher.

La era de la desinformación

“Debo confesar que desde que empecé a trabajar en la historia de las fake news, estos últimos años han sido los más interesantes ya que gran parte de la población ha tenido contacto con ellas y sabe de sus peligros”, comentó Tucher, al referirse a cómo las noticias falsas se han propagado en la actualidad gracias a las redes sociales.

“Internet y las redes sociales han democratizado la información, pero también han abierto un espacio para difundir de forma masiva noticias falsas, generalmente manipuladas por personas externas para desprestigiar a una persona o grupo en específico. Son peligrosas, porque además tratan de reafirmar o anular un pensamiento o ideología en base a mentiras”, explicó la periodista, quien agrega que con las recurrentes declaraciones del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, el fenómeno de las noticias falsas se ha vuelto muy popular en el país.

“Cada vez que los medios publican algo negativo sobre Trump, él dice que es una fake news, basta con ver su Twitter para comprobarlo. Pero lo cierto, es que luego de que se supiera la estrategia de difusión de noticias falsas masivas durante las pasadas elecciones de Estados Unidos, gran parte de la población sabe que no todo lo que sale en las redes sociales es verdad”, explicó Tucher.

¿Cómo combatir entonces la desinformación en la actualidad? Para la académica es primordial que los periodistas se especialicen en fact checking (chequeo de datos), ya que “así pueden ayudar a informar y convencer a la ciudadanía de que lo que leyeron, escucharon o vieron, es real o no”, finalizó Tucher.

No te pierdas la charla completa aquí: