Patti Smith conversó, leyó y cantó en Cátedra abierta en homenaje a Roberto Bolaño UDP

Frente a un público que sobrepasó las 600 personas, la escritora, poeta y cantante habló sobre su infancia, y su rol como artista y activista, entre otros temas, además de alabar el trabajo de escritores chilenos como Roberto Bolaño, Nona Fernández y Raúl Zurita.

Este lunes 18 de noviembre la UDP recibió la visita de la cantante, escritora y poeta estadounidense Patti Smith, quien en el marco de la Cátedra Abierta en Homenaje a Roberto Bolaño conversó con el escritor Rodrigo Rojas frente a más de 600 asistentes, en el Centro de Deportes de la UDP.

En el encuentro, la apodada “Madrina del Punk” ahondó en su infancia, sus inicios en el arte y en su modo de trabajo, así como también en la situación político-social mundial.

Nacida en Chicago en 1946 y criada en Nueva Jersey en una familia de testigos de Jehová, Patti Smith decidió ser artista después de conocer la obra de Pablo Picasso, a los 11 años. Luego a los 16, leyó a Arthur Rimbaud y decidió ser poeta. “Pienso que escribir poesía es muy desafiante porque la poesía es un arte que demanda mucho sacrificio”, afirmó la cantante.

Sus inicios en la música y la escritura se remiten a una larga convalecencia por tuberculosis, a lo cual se refirió contando que “a los 7 años quería ser cantante de ópera y mi madre compró una colección de discos de Madame Butterfly y la escuchamos juntas hasta que me recuperé. Supe que no tenía talento para la ópera y al leer “Mujercitas” me identifiqué con su heroína, Jo, que era escritora, así que decidí escribir”.

Para Smith, ser artista es una multidisciplina que se fue dando durante su vida: “La escritura, la fotografía, la performance, el rock, la poesía, nada de eso fue planeado. Otro de mis sueños era conocer el mundo y gracias a pertenecer a una banda de rock, lo he podido cumplir”.

Trabajadora incansable, Patti afirmó estar desarrollando tres proyectos paralelos: un álbum de poesía improvisada, un libro de no ficción sobre el cambio climático y otro de ficción donde su difunto marido Fred “Sonic” Smith es uno de los personajes principales. “Yo soy una trabajadora, no me gustan las etiquetas ni las denominaciones, yo trabajo duro diariamente”, aseguró Smith.

De sus recuerdos del legendario Hotel Chelsea y la amistad que sostuvo con destacadas personalidades del mundo del arte y de las letras, Patti destacó los consejos de sus queridos colegas Robert Mapplethorpe, Allen Ginsberg y William Burroughs. “Éramos un montón de desconocidos – salvo Janis Joplin – todos hippies anti guerra de Vietnam y antisitema”, rememoró.

“Robert me enseñó a confiar en mí. Ginsberg la importancia de ser activista como un derecho y una responsabilidad humana. De Burroughs tengo grabada en mi mente su consejo ‘mantén tu nombre limpio y nunca te avergüences de tus creencias’”, destacó la escritora.

Durante la entrevista, Smith recibió un manuscrito enviado por Raúl Zurita, quien por motivos de salud no pudo estar presente, y destacó el libro “Space Invaders” de la escritora Nona Fernández como uno de sus favoritos de este año: “Ese librito es una joya y la traductora es la misma que tradujo a Roberto Bolaño. Le regalé una copia a Lenny, mi guitarrista, para que lo leyera en el avión”. Al encontrarse Nona dentro del público, Patti la invitó al escenario y después de un cálido abrazo le dedicó la primera canción de la jornada, Wing.

Con el público visiblemente emocionado, la “Madrina del Punk” cerró el encuentro con People have the power (del disco de 1988 Dream of Life) y antes de retirarse del escenario dijo con el puño en alto “mi sueño es que todos los estudiantes se unan y salven el planeta y luchen por la justicia social. No lo olviden, nunca bajen los brazos”.

Revisa lo que fue la presentación de Patti Smith en la Cátedra abierta en homenaje a Roberto Bolaño en los siguientes links:

Youtube AQUÍ.

Cultura Digital AQUÍ.