Reportear en Pandemia: estudiantes de la UDP relatan su experiencia en medios de comunicación

Teletrabajo, entrevistas por videollamadas y uso de elementos de seguridad en terreno, son algunas de las condiciones que se imponen en el ejercicio periodístico.

Por Ignacio Aguirre y Alejandra Díaz

La pandemia del COVID-19 ha obligado a los medios de comunicación a adaptarse a una nueva forma de hacer periodismo. La distancia social y un mejor uso de las plataformas digitales son parte de los desafíos con los que deben trabajar. En este contexto se encuentran estudiantes de la Universidad Diego Portales que están realizando sus prácticas profesionales y que en varios casos se han sumado ya a los equipos estables. 

Claudio Casanova es alumno de quinto año de periodismo, en enero comenzó su práctica en el noticiero de Mega. Luego de tres meses en el canal, se le ofreció contrato para sumarse a la sección Crónica del informativo, propuesta que no dudó en aceptar. “Era un desafío para mí, hacer notas para la noche, al medio dia, es un ámbito muy completo”, comenta. 

La oferta se concretó al mismo tiempo que se confirmaban los primeros casos de coronavirus en el país. Frente a la pandemia, Casanova cuenta que se ha enfrentado a un escenario más tenso del que vivió en el verano. “Estamos constantemente expuestos. Tenemos que salir a la calle porque ahí está pasando todo”.

View this post on Instagram

🦠 seguimos participando

A post shared by CLAUDIO CASANOVA (@claudiocsnv) on

La misma situación enfrenta Felipe Caro, estudiante de cuarto año, quien desde octubre de 2019 es parte del Departamento de Prensa de la estación televisiva. Nos detalla los requisitos para reportear: uso de mascarilla, alcohol gel y la distancia frente a las entrevistas se han vuelto una “nueva normalidad”. Si bien asume los peligros de un contagio, recalca que “es el riesgo de ser la primera línea de la información”.

Amanda Santillán, alumna de último año de periodismo, estuvo trabajando en el Diario Financiero. Explica que «la dinámica entre mis compañeros y editores cambió. Tuvimos que empezar a hacer las pautas por Zoom. Nos dimos cuenta de que hablar por mensajería hacía que el trabajo se volviera confuso y se perdieran algunos mensajes ya que mucha gente hablaba». Agrega que para evitar contagiarse “el reporteo se volvió remoto, todas las entrevistas las teníamos que hacer por Zoom o a través del teléfono”.

La radio también ha visto alterada su dinámica por la pandemia. La estudiante de quinto Safka Parraguez realizó su práctica en Radio Agricultura el verano pasado y en mayo fue nuevamente convocada para reemplazar a periodistas que entraron en cuarentena. “Confiaron en mí y en mi trabajo”, comenta al ser la única practicante a la que llamaron.

En su rol de colaboradora, Parraguez asumió su cargo trabajando desde casa para evitar un posible contagio. Labor que si bien no ha estado ausente de inconvenientes, para Safka es reconfortante: “tenemos que entender que estamos al servicio de la sociedad. Hay que despojarse un poco del miedo para poder estar presente donde las cosas pasan”.

Una visión similar tiene Claudio Casanova, quien reafirma que su labor es importante para “concientizar a las personas y buscar historias con las que se puedan sentir identificadas”. Por su parte, Felipe Caro resalta la necesidad de visibilizar las urgencias que ha develado esta pandemia: “es impactante ver a la gente sufrir. Uno se pone en el lugar de esa persona que sigue esperando. Hoy la gente no puede esperar más”.