Diamela Eltit habló sobre literatura y su función en la sociedad chilena actual en Cátedra Mujeres y Medios

La escritora chilena conversó con el periodista Álvaro Matus recorriendo y analizando las principales temáticas de sus novelas, así como también explorando la relación de la escritura con los cambios sociales.

 

Sus inicios en la literatura, la importancia de esta en la sociedad actual y su nexo con el feminismo, fueron algunos de los temas a los que se refirió la escritora chilena y ganadora del Premio Nacional de Literatura 2018, Diamela Eltit, en la última Cátedra Mujeres y Medios UDP, llevada a cabo el pasado miércoles 3 de abril.

Presentada por la periodista y directora de la Cátedra, Paula Escobar, y entrevistada por el periodista Álvaro Matus, Eltit partió el diálogo conversando sobre su introducción al mundo de los libros, y cómo su madre la llevó a interesarse por ese mundo, para más tarde referirse al foco de sus novelas y ensayos, el cual ha estado puesto en los márgenes de la sociedad, la violencia social y los espacios públicos como escenario de sus personajes, tal como sucede en su más reciente libro Sumar (2018).

Luego de adentrarse brevemente en sus escritos de no ficción (El padre mío, El infarto del alma, Crónica del sufragio femenino en Chile, entre otros), la escritora ahondó en la importancia de la literatura como una “manera de ampliar los espacios, no solamente del lenguaje, sino también del mundo. El mundo puede entrar a ti a través de la literatura, porque ésta construye imágenes, así puedes ver con mayor claridad tanto la grandeza como la miseria humana, entender que nada es simple, que la realidad es compleja al igual que los sujetos. (…) El observador puede modificar lo observado, y todo eso es posible en la medida en que tú leas. Cuando uno lee entra a distintos mundos, y eso te da una mayor habilidad para leer el poco mundo que uno tiene”.

Respecto a la relación entre feminismo y escritura y cómo ésta puede funcionar para influir de manera práctica en el movimiento feminista de hoy, Eltit afirmó que “la escritura tiene una función social… y es cambiar la escritura misma, la tarea empieza por casa. El punto es cómo poner en tensión los pactos escriturales, porque hay escrituras que están muy pedagogizadas, muy centristas. Es necesario conmocionar dentro del espacio literario, que se publiquen otras cosas, romper los bordes, los límites de la literatura, y con ello hacer algo disruptivo”.

Para revivir el diálogo con Diamela Eltit en Cátedra Mujeres y Medios UDP, ve este video.