Raúl Zurita: “La derecha ha apostado por una visión de mundo y económica aterradora”

COMPARTIR

Raúl Zurita - Radio Futuro.

22 / 09 / 2020

El académico de Literatura Creativa y profesor emérito de la UDP, Raúl Zurita, habló en entrevista con el programa “Palabras Sacan Palabras” de Radio Futuro. Allí, entre otras cosas, se refirió a los recientes e importantes premios que recibió: el Reina Sofía de Poesía Iberoamericana y el Premio Internacional Mario Benedetti a la lucha por los Derechos Humanos.

Sobre este último, recuerda el uso que dio la UDI a la frase “El derecho de vivir en paz” de Víctor Jara. Zurita cree que “la frase es bellísima”, porque “todos quisiéramos vivir en paz, pero hay algunos que no lo creen tanto. Vivimos en un mundo lleno de heridas: la gente cree que Allende y la UP es cosa del pasado, pero remecen y nuevamente aparece el golpe, la figura de Pinochet y los anteojos. Todo un discurso, una forma de hablar y lamentablemente hay gente que se encarga de reiterarlo”.

“La derecha ha apostado por una visión de mundo, una visión económica aterradora. No he visto nunca en mi vida un deseo o arrepentimiento por los horrores… no errores, horrores. Los horrores fueron de ellos. Hay dos palabras infinitamente diferentes”, agrega el galardonado poeta.

¿Cómo cree que estará Chile post pandemia? “Tengo la esperanza de que salgamos un poco mejor de esta pandemia”, dice Raúl Zurita. Pero matiza: “Una esperanza temperada por la duda, porque también es posible que los pobres salgan más pobres. No nos queda mucho tiempo, hemos cometido demasiados crímenes contra nosotros mismos y eso nos cobra la cuenta. El virus tiene algo de eso, algunos le llaman ‘látigo de Dios’, hay una punición, aunque suene medio bíblico o infernal, por lo mal humanos que hemos sido”.

“Ahora, uno también ve cosas tan bellas y heroicas, enfermeras y arsenaleros que arriesgan su vida, comedores solidarios… entonces también surge lo mejor, pero lo peor es más fuerte porque significa la ruina”, precisa.

Escucha la conversación completa ACÁ.