Proyecto de título de estudiantes de Periodismo UDP revela abusos cometidos en hogar para personas con discapacidad intelectual

Rocío Ñancupil, Catalina Volenski y Joaquín Abud indagaron irregularidades al interior del Hogar San Ricardo de Batuco, información que será utilizada por la Fiscalía para iniciar una investigación. 

Mediante un comunicado, el Hogar San Ricardo de Batuco -perteneciente a la Fundación Obra Don Guanella- informó que recibió información sobre “supuestas situaciones irregulares que habrían ocurrido en dependencias administradas por la congregación, algunas de las cuales podrían ser constitutivas de delito en el ámbito civil y canónico. Estos antecedentes fueron proporcionados por un equipo periodístico de investigación”. Así lo consignó La Tercera Online el viernes recién pasado.

El equipo al que hace alusión la entidad está compuesto por tres estudiantes de Periodismo UDP: Joaquín Abud, Rocío Ñancupil y Catalina Volenski, quienes durante un año y medio, para su proyecto de título, investigaron abusos a personas con necesidades especiales que habrían cometido sacerdotes y profesionales al interior del hogar.

“La investigación comenzó en 2018, en el ramo de Periodismo de Investigación con Javier Ortega. Ahí comenzamos a investigar a uno de los sacerdotes del Hogar San Ricardo de Batuco, y a través de entrevistas con funcionarios y funcionarias, ex funcionarios y funcionarias, ex benefactoras, víctimas y sus testimonios, nos dimos cuenta de las diversas irregularidades dentro del hogar, de que esto era más grande y decidimos hacerlo proyecto de título”, cuenta Rocío. 

Específicamente, el trabajo realizado por el grupo de estudiantes -y que incluyó viajes a Coyhaique para investigar a los sacerdotes pertenecientes a la Obra que fueron acusados en 2006 y 2011, pero que siguen libres- indicó que el sacerdote Nelson Jerez, ex director de la institución, habría incurrido en presunto abuso sexual en contra de menores residentes en el hogar de Batuco y habría conocido irregularidades en actas de defunción de algunos menores; el sacerdote Jorge Domínguez, ex director de la institución, habría perpetrado presunto abuso sexual en contra de menores residentes, a la vez que extorsión, abusos y malos tratos al personal; el religioso Rolando Contreras, por su parte, habría cometido maltrato físico en contra de niños y jóvenes residentes en el hogar. La investigación también señaló que una profesional del ámbito de la salud, identificada con las iniciales V.O. habría cometido irregularidades en relación a algunas actas de defunción de menores que residían en institución dependiente de la Obra Don Guanella.

Producto de la indagación llevada a cabo por Ñancupil, Abud y Volenski, el director del Hogar San Ricardo, el sacerdote Jorge Poblete, declaró -según lo estipula el mismo medio de comunicación mencionado- haber denunciado los hechos a la Fiscalía, con lo cual se dará inicio a “investigaciones previas canónicas en los casos que corresponda, con el objetivo de que se esclarezcan los hechos, y se determinen las responsabilidades”.

En cuanto a las proyecciones de su trabajo, los ahora egresados de la carrera señalan que les gustaría llegar a realizar un reportaje a fondo y un libro sobre el tema, “ya que toca un área de la iglesia que trabaja con niños y adultos con necesidades especiales y de extrema vulnerabilidad”, afirma Rocío.