Salud con Lupa: El proyecto digital que pone en jaque a la industria farmacéutica y alimentaria en América Latina

La periodista peruana Fabiola Torres presentó ante estudiantes de Periodismo UDP la ambiciosa plataforma web que explora nuevas formas para desarrollar el periodismo de investigación.

“Una mirada crítica, positiva y humana de la salud”. Así describió la periodista peruana Fabiola Torres el proyecto Salud con Lupa, iniciativa de la que es cofundadora y que presentó en la charla “Nuevo Periodismo Digital de Nicho y Colaborativo”, organizada por la Escuela de Periodismo UDP y que contó con la colaboración de la Universidad Alberto Hurtado

En poco más de una hora, Torres explicó los principales lineamientos del proyecto, cuyo principal objetivo es abordar los problemas más urgentes en cuanto a la salud, no solo a nivel local, sino también pensando en la esfera latinoamericana. Para esto, tiene el apoyo del International Center for Journalists (ICFJ).

Salud con Lupa cuenta con la colaboración de 24 periodistas de Perú, Colombia, Chile, México y Venezuela. Según Torres, el equipo tiene como misión “colaborar en la batalla contra la epidemia de desinformación en temas de salud y medicina”. Una labor que realizan persiguiendo noticias falsas y también problemáticas que son comunes en todo el continente.

La puerta giratoria

Torres, quien también es colaboradora del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ por su sigla en inglés), explicó que uno de los primeros temas que abordó Salud con Lupa fue el conflicto de interés entre ex funcionarios de corporaciones farmacéuticas y alimenticias. Varios de ellos, tras su paso por el mundo privado, se integraron a altos cargos en el estado. Un movimiento que en muchos casos se tradujo en decisiones que favorecieron a su antiguo empleador.

El medio puso la lupa sobre los sistemas de salud en Colombia, Chile, México y Perú ¿El resultado? 49 casos en los que la “puerta giratoria” explica cómo la industria alimenticia y farmacéutica, influye en las decisiones de cada uno de los gobiernos.

En el caso chileno, se hizo un seguimiento a la Central de Abastecimiento del Sistema Nacional de Servicios de Salud (Cenabast) y el Instituto de Salud Pública. En ambas instituciones se sumaron dos ingredientes: ejecutivos que entraban y salían del Estado; y millonarias compras públicas que terminaron por favorecer a ciertas empresas. Una mezcla que para Salud con Lupa, comprueba “los difusos límites entre el sector público y privado en el sistema de salud de Chile y la ausencia de mecanismos para evitar los conflictos de interés”.

Colaboración ante todo

Un elemento clave de esta nueva forma de hacer periodismo es el trabajo en equipo. Según desarrolló Torres en la charla, la participación de profesionales de distintas nacionalidades le permite a ‘Salud con Lupa’ conocer en detalle el funcionamiento de estos temas a nivel latinoamericano. Información que funciona para estar al tanto de las diferencias, pero más importante, sistematizar las asombrosas similitudes entre las problemáticas que se viven en cada uno de los países. 

Otro ejemplo exitoso de esta colaboración fue el seguimiento de lo que Fabiola Torres llamó el “alquiler de prestigio”: sociedades científicas que transan su aval de objetividad para participar en campañas publicitarias de alimentos con cuestionado valor nutricional.

Una investigación de ‘Salud con Lupa’ reveló que el Colegio de Nutricionistas del Perú y la Sociedad Peruana de Cardiología se asociaron con un grupo de corporaciones de alimentos procesados. Esto permitió que productos con altos niveles de azúcar y otros elementos dañinos para la salud, tuvieran en su rotulado la certificación de ambas sociedades médicas. Hecho que confundió y llevó al engaño a los consumidores.  “La industria farmacéutica y de alimentos son los dos brazos económicos de la salud como negocio, en el que el derecho humano a la salud muchas veces está siendo abusado o vulnerado de distintas maneras”, finalizó Torres.