Paloma Salas abre ciclo 2019 de la Clínica de Humor UDP

La humorista de 32 años fue la encargada de estrenar el período 2019 del espacio dirigido por el escritor y académico de Periodismo UDP, Rafael Gumucio, y que cumple 12 años analizando la comedia en Chile.

Por Claudia Saravia.

Los recurrentes fracasos sobre el escenario, los chistes machistas y su pérdida “tardía” de la virginidad, fueron algunos de los temas abordados por la comediante Paloma Salas durante la primera Clínica de Humor del año. La actividad se realizó este martes 28 de mayo en el auditorio de la Biblioteca Nicanor Parra y tuvo como anfitrión al escritor Rafael Gumucio.

Aburrida del ambiente universitario de la Universidad Adolfo Ibáñez, donde dejó inconclusa la carrera de Bachillerato en Humanidades, Salas se matriculó en 2006 en Literatura Creativa de la Universidad Diego Portales. Según ella, esta decisión le permitió adquirir las herramientas necesarias para escribir sus propios guiones y desenvolverse en el rubro del stand up comedy. “Yo quería ser inteligente, usar anteojos y tener una pipa”, contó entre las risas de los asistentes.    

Sin embargo, precisó que con el paso del tiempo la escritura ha tomado cada vez un rol menos relevante en la creación de sus rutinas, la que ha sido reemplazada por la improvisación. “El stand up es una disciplina súper zen porque tienes que tener claro lo que estás diciendo, pero al mismo tiempo tienes que estar presente [en el show]. El texto siempre va a ser más aburrido que algo que pase en el escenario”, señaló.  

Créditos: Valentina Nieto

Créditos: Valentina Nieto

Su paso por el programa de Vía X “Campo Minado” —donde participó como conductora junto a la también comediante Natalia Valdebenito—, además de sus presentaciones semanales en el restobar de Providencia “Comedy”, han convertido a Paloma Salas en un referente de la comedia nacional. Sin embargo, le tomó varios años descubrir un truco para hacer reír a las personas.Tienes que estar relajada y cómoda, o la gente pensará que te irá mal. Esto es como andar a caballo: ellos huelen el miedo, entonces el público es el caballo”, dijo en medio de la conversación con Gumucio.

“Reírse de uno mismo es una estrategia para reírse de los demás. Me di cuenta que si contaba algo que me avergonzaba y que me costaba decírmelo a mí misma, siempre funciona […] como haber perdido la virginidad muy vieja, a los 23”, agregó.  

La ex estudiante UDP habló también sobre las críticas que reciben constantemente los humoristas que basan sus rutinas en chistes machistas y que han aumentado tras el destape del movimiento feminista en el país. “No soy de la idea de censurar. Si tu chiste es machista y a tu público le gusta, entonces eres un comediante machista no más, y no puedes esperar que todos te encontremos bacán”, señaló.

La Clínica de Humor se realiza anualmente desde el 2007 y forma parte del Instituto de Estudios Humorísticos, perteneciente a la Facultad de Comunicación y Letras UDP. En años anteriores ha tenido como invitados a Coco Legrand, Natalia Valdebenito y Sergio Freire, y dentro de los próximos meses contará con la participación de Rodrigo Vásquez (Altoyoyo), Paola Molina (Confesiones de una soltera) y Lucas Espinoza. 

Revisa la actividad completa en el siguiente aquí.