Nuevo libro del Centro de Investigación y Publicaciones UDP Colección Tal Cual: “Viaje a las estepas: Cien jóvenes chilenos varados en la Unión Soviética tras el golpe”

 

El académico de la Escuela de Periodismo UDP Cristián Pérez es el autor de este nuevo ejemplar de la Colección Tal Cual coeditado por la editorial Catalonia y Periodismo UDP que narra la historia sobre los becados chilenos que quedaron varados en la URSS en 1973.

El lanzamiento se realizará el miércoles  04 de julio a 19:00 horas en el auditorio del Café Literario Balmaceda (Providencia 410.Metro Salvador). La presentación estará a cargo de Sylvia Eyzaguirre, Francisco Vidal y Eduardo Labarca.

“Viaje a las estepas: Cien jóvenes chilenos varados en la Unión Soviética tras el golpe” es el último trabajo de Cristián Pérez, historiador y profesor de la Escuela de Periodismo UDP. Este libro reconstruye la historia de un centenar de campesinos que partieron becados a estudiar en la URSS, justo una semana antes del golpe de Estado que derrocó al gobierno de la Unidad Popular.

“Yo he escrito otros libros y aunque algunos de ellos demoraron mucho más tiempo, me da la sensación de que este fue más difícil”, señala Pérez sobre el texto, cuya historia descubrió de casualidad en los años 90’, en una reunión social con campesinos de la región de Valparaíso. Allí, el académico comienza a desempolvar esta crónica casi olvidada sobre cien jóvenes que llegaron cerca del 11 de septiembre de 1973 a la ciudad de Akhtyrskiy, ubicada a casi 1.500 kms de Moscú y cercana a las costas del Mar Negro.

“No tenía opciones allí de desarrollar ninguna investigación sobre eso, estaba en otras cosas. Pero cuando llegué a la UDP el 2014, veníamos con un proyecto de la Guerra Fría con el equipo de María Elena Wood y Patricio Pereira. Entonces allí se abrieron las puertas, las posibilidades de encarar esta historia nuevamente. Y lo hice. Empezamos junto con ellos a trabajar, a encontrar personas. Algunas por casualidad…”, agrega.

La reconstrucción fue llevada a cabo por el historiador, junto al Centro de Investigaciones y Publicaciones (CIP) de la Facultad de Comunicaciones y Letras de la universidad. Al respecto, señala: “Fue un trabajo de ir uno a uno, con paciencia. Al principio estas personas no estaban muy dispuestas a entregar su testimonio. Tenían ciertos recelos, ciertos miedos y hubo que ir venciendo todo eso con paciencia. Por eso tal vez el trabajo fue más largo de lo que yo pensaba”.

Tras el golpe, los becados fueron recibiendo paulatinamente noticias sobre la caída de Allende. Debido al inmediato corte de relaciones de la URSS con el Chile de la dictadura militar, los campesinos -que promediaban los veinte años- quedaron varados en la estepa soviética. Los pasaportes vencieron, sin posibilidad de renovarlos debido a la eliminación de los consulados. Así, el retorno pactado inicialmente por la UP para 1976 se hizo mucho más largo para el centenar de jóvenes. Incluso, algunos nunca volvieron.

 

“Ellos todavía no han leído el libro. Y por lo que he sabido, había mucha discusión respecto del titular (…) las personas más bien de orientación comunista, que militan el partido, no les gustó porque ellos consideraban que la URSS sí los había ayudado. Pero en el grupo es disímil, hay personas que no piensan lo mismo. Hay de todo, es un grupo grande”, comenta Pérez.