Académico de la Escuela de Literatura Creativa gana importante premio por su novela Pequeños cementerios bajo la luna

El escritor y profesor de la Escuela de Literatura Creativa Mauricio Electorat recibió por unanimidad el Premio Academia 2018 otorgado por la Academia Chilena de la Lengua.

El jurado de este galardón estuvo compuesto por Adriana Valdés, Eugenio Mimiça y Carlos Franz  junto con el Pleno de la Academia Chilena de la Lengua. En el Acta del Premio, la institución destacó que “Pequeños cementerios bajo la luna –escenificada tanto en Francia como en Chile–, aborda de una manera original y balanceada los traumas de la historia política chilena y sus efectos en la vida de un protagonista que decide superarlos a su modo. La trama profunda y entretenida a la vez, alterna variados tiempos y espacios narrativos, manteniendo con maestría la unidad del tono y el estilo.”

Y agrega que “al recomendar este galardón y conforme a los objetivos del Premio Academia, el jurado tuvo en cuenta de manera especial la excelente prosa narrativa de Mauricio Electorat que, en Pequeños cementerios bajo la luna, combina con habilidad y precisión varios registros del habla que van desde el lenguaje culto a las jergas coloquiales.”

Publicada en julio de 2017, Pequeños cementerios bajo la luna narra la historia de Emilio Ortiz, un joven chileno de clase media que lleva una vida relajada en París, donde estudia un posgrado en lingüística. Sus días transcurren entre su afán por averiguar sobre una misteriosa chica que lo obsesiona, y el pequeño hotel en que ejerce de conserje y donde llega a conocer personajes de la más variada ralea.

Ha puesto así distancia física y emocional con una familia conservadora con la cual poco tiene en común, y con un país herido, que atraviesa los traumáticos últimos años de una larga dictadura. Su tranquilidad se derrumba, sin embargo, cuando descubre la amistad de su padre con los principales dirigentes de la represión en Chile y una serie de sucesos que podrían hacer cambiar lo que sabían de final de su padre: su supuesto suicidio.

Mauricio Electorat nació en Santiago en 1960. En 1981, tras cursar dos años de Periodismo y Literatura en la Universidad de Chile, se trasladó a Barcelona, donde se licenció en Filología Hispánica. En 1995, su primera novela, El Paraíso tres veces al día, recibió los dos premios anuales más importantes que se otorgan en Chile: el Premio del Consejo Nacional del Libro y la Lectura, y el Premio Municipal de Literatura que concede la ciudad de Santiago. En 1999, su libro de cuentos Nunca fui a Tijuana y otros relatos, fue distinguido con los mismos galardones. Su segunda novela, La burla del tiempo, obtuvo en 2004 el reputado Premio Biblioteca Breve. Traducida al francés como Sartre et la Citroneta, obtuvo el Prix Rhône Alpes a la mejor novela extranjera publicada en Francia en 2006. Las islas que van quedando (Premio del Consejo Nacional del Libro y la Lectura a la mejor novela editada en 2009), el libro de relatos Alguien soñará con nosotros (Lima, 2014) y los libros de poemas Un buey sobre mi lengua (París, 1987) y Fuerte mientre lorando (Barcelona, 1989), componen el resto de su obra. El crítico Michel Polac, de Charlie Hebdo, escogió La burla del tiempo como una de las sesenta mejores novelas publicadas en la primera década del siglo XXI. En la actualidad es profesor de Literatura en la Universidad Diego Portales, columnista de El Mercurio y traductor. No hay que mirar a los muertos es su cuarta novela.